Modificado por Redacción

abejas sobre un panal con una celda real para medir la calidad de las reinas

Abejas alrededor de una celda real de poca calidad. Foto: Emma Jane, en Flickr.

Una investigación desarrollada en Egipto demuestra que la edad de los panales de influye de forma negativa en la calidad de las reinas y en sus nacimientos. En este artículo te explicamos por qué sucede esto y cómo puedes evitar este problema.

Los panales de cera de las colmenas son un factor decisivo en el bienestar de la colonia y en la calidad de vida de las abejas. Ya se sabía que los panales más viejos, con celdillas sucias, generan abejas más pequeñas y, por tanto, de peor calidad. Ahora, un equipo de investigadores egipcios ha demostrado que, además, los panales más viejos influyen negativamente en la calidad de las reinas y en la producción y desarrollo de celdas reales de emergencia.

El trabajo de estos científicos prueba que las reinas nacidas en realeras levantadas en panales más viejos tienen una calidad notablemente peor que las que se desarrollan a partir de celdillas de panales nuevos.

Sigue leyendo para saber por qué la edad de los panales de cera influye tan negativamente en la calidad de las reinas y qué puedes hacer para evitar este problema en tus colmenas.

El estudio lleva por título “La edad del panal influye significativamente en la cría de reinas de emergencia, así como en las características morfométricas y reproductivas de las reinas ” y acaba de ser publicado en la prestigiosa revista Journal of Apicultural Research. Lleva la firma A. Taha El-Kazafy y otros investigadores del departamento de Entomología de la universidad de Kafrelsheikh, en Egipto.

1 – Los panales viejos empeoran la calidad de las reinas

Los apicultores son conscientes de que los panales más viejos no contribuyen en nada a la calidad de sus colonias de abejas. Es algo que está en los manuales de apicultura desde hace décadas y que, además, ha sido contrastado por profundos trabajos científicos, como el que Taha El-Kazafy, autor de esta nueva investigación, publicó en 2021 con su colega Saad Al-Kahtani nada menos que en la revista Plos One, una de las más importantes del ámbito científico. En aquel trabajo, los autores mostraban cómo las abejas nacidas en panales más viejos eran manifiestamente más pequeñas y de peor calidad.

Ahora, el autor principal, junto con otros colaboradores, ha evaluado la calidad de las reinas que se desarrollan a partir de celdas de panales de diferentes edades. Lo han hecho siempre en reinas de emergencia: es decir, aquellas que las abejas desarrollan cuando la colmena se queda huérfana de pronto. No son reinas de enjambrazón, ni tampoco reinas desarrolladas para la cría sistematizada.

Así, han observado las características morfométricas y reproductivas de reinas de emergencia criadas por las abejas en panales de 1, 2, 3 y 4 años. Y sus resultados son claros y muy significativos:

  • El mayor número de celdas de emergencia para reinas se construyó en panales de 1 año de edad el segundo día después de la eliminación de reinas.
  • No se construyeron más celdas reales después del quinto día desde la orfanización.
  • La mayor cantidad de realeras exitosas y de reinas nacidas se obtuvo de los panales más nuevos.
  • En los panales de mayor edad se produjo menos cantidad de jalea real en cada realera.

imagen de panales viejos que producen peor calidad de las reinas

Imagen extraída del estudio sobre panales viejos.

Calidad de las reinas

La investigación valora también otros parámetros muy interesantes. Por ejemplo, la calidad de las reinas, para llegar al a conclusión de que “en comparación con las reinas recién emergidas de panales de 1 año, las reinas de panales de 3 y 4 años exhibieron valores significativamente más bajos de longitud de antena, área de la glándula mandibular, área de las alas anteriores, número de hamulis (ganchos que acoplan las alas durante el vuelo), área del tercer y cuarto tergitos abdominales, abdomen, longitud, número de ovariolos/ovario, longitud y diámetro de los ovariolos y tamaño de la espermateca. En definitiva, reinas más pequeñas y peor desarrolladas.

abeja reina de gran calidad rodeada de obreras

Reina de gran calidad. Foto: Levi Asay.

Además, el estudio ha encontrado una relación clara entre el tamaño de la celda de la reina y la cantidad de jalea real disponible en la celda. Esta relación influye decisivamente en el peso corporal de la reina y en todas sus características, excepto el área del ala trasera.

Por tanto, los investigadores concluyen que “el número de reinas criadas y sus características morfométricas y reproductivas dependen significativamente de la edad de los panales”.

2 – Cría de los panales viejos: peor calidad general

El estudio que se acaba de publicar viene a arrojar más luz sobre una cuestión que los apicultores tienen cada vez más clara: los panales de cera envejecida son perjudiciales para sus abejas.

Esta investigación señala algo más en esa dirección: también las reinas criadas a partir de cría de panales viejos resultan ser reinas de peor calidad. Esto se puede expresar de otra forma: las larvas de los panales viejos son peores para producir reinas.

Puede haber muchas razones para este deterioro de la calidad:

  • Menor espacio en las celdillas. A medida que el panal de cría envejece, se suceden las generaciones de abejas nacidas en él. Cada abeja nacida deja un resto: la camisa de su periodo de ninfa se adhiere a las paredes de las celdillas y, aunque es extremadamente fina, va haciendo que el interior de la celdilla sea cada vez más estrecho. Al cabo de varios años, esas celdas en las que han nacido cientos de abejas son ya claramente más pequeñas que las de un panal nuevo recién estirado.
  • Deformación en la celdilla. Por el mismo desgaste de los nacimientos sucesivos, las celdillas se van deformando, perdiendo su forma hexagonal. Esto también puede producir problemas en el correcto desarrollo de las abejas.

panal de cera vieja que empeora la calidad de las reinas

Panal de cera viejo, con residuos y suciedad. Foto: Emma Jane, en Flickr.

  • Contaminación de la cera. La cera de los panales es extraordinariamente porosa, con lo que los tóxicos que puedan entrar a la colmena, bien por tratamientos médicos, bien porque entran con el polen y el néctar recogidos por las abejas, impregnará para siempre la cera. A lo largo del tiempo, esa posible contaminación será mayor y, sin duda, podrá afectar a la calidad de las larvas que se desarrollan en esos panales viejos.
    Además, los panales viejos son más propensos a desarrollar moho y a acumular esporas de posibles enfermedades de tipo fúngico.

Ante esta evidencia cabe sacar al menos tres conclusiones importantes:

  • No confiar en las reinas de emergencia de panales viejos. Si una colmena pierde o cambia de reina, conviene asegurarse de que desarrollan celdas reales de emergencia en panales nuevos. Si lo hacen en cuadros ya envejecidos, será mejor eliminarlas e introducir otras de calidad más fiable.
  • No utilizar larvas de panales viejos para hacer traslarve para cría de reinas. Siempre será mejor acudir a larvas criadas por las abejas en panales más frescos y de mejor aspecto.
  • Es imprescindible renovar la cera. Los procesos de renovación de cera resultan cada vez más importantes en un manejo estratégico de los apiarios.

imagen promocional boletín newsletter apicultura y miel

Apúntate a nuestra newsletter y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo toda la información sobre
la apicultura y que no se te escape nada.
             ¡Es gratis! 

3 – Cómo renovar los panales de cera de las colmenas

Ante esta situación, renovar de forma constante los panales de cera de las colmenas resulta fundamental. No solo para mejorar la calidad de las reinas de emergencia, sino para mejorar la calidad de vida general de las colonias y también para eliminar depósitos contaminantes que, si no se manejan bien, podrían acabar en la miel o en otros productos de la colmena que pasan a la alimentación humana.

Así pues, la renovación de la cera se considera un factor estratégico en la gestión de las colmenas. Debe hacerse según estas pautas:

  • Renovar cada año un 25 por ciento. El apicultor debe establecer un sistema de trabajo que le permite renovar cada año una cuarta parte de los panales de la cámara de cría. El momento idóneo para hacerlo es a principios de temporada, al final del invierno, cuando las abejas ocupan menos espacio en el nido y este tiene panales ya vacíos. También se puede hacer durante la inspección de otoño, pero siempre evaluando si las reservas de alimento que tiene la colmena son suficientes.
  • Manejo de renovación. El apicultor debe ir orillando (pasando hacia los lados del nido) aquellos panales de la cámara de cría que presenten un aspecto más envejecido estén muy oscuros, sucios, rotos o mohosos. De esa forma, las abejas, que tienden a concentrarse en la parte central del nido durante el invierno, irán dejando atrás esos panales viejos, que se podrán reemplazar para iniciar la nueva campaña.
  • Cera nueva y estirada. Para reemplazar los cuadros viejos, se utilizarán otros con cera ya estirada y también con láminas estampadas. El empleo de esta cera nueva estimula a la reina a poner, pero también tiene un carácter disuasorio frente a los enjambres: se puede utilizar para frenar el impulso enjambrador.
  • Cera de calidad. Láminas estampadas que se introduzcan deben estar elaboradas con cera de la mayor calidad posible. A ser posible, cera virgen, sin mezclar, o con porcentajes de parafina muy bajos. Las ceras de mala calidad son frecuentemente rechazadas por las abejas.
  • Fundir la cera vieja. Los panales reemplazados deben ir al fundidor de cera, para separar la cera de los residuos y volver a utilizarla en forma de láminas estampadas o en cualquier otro de sus muchos usos. Como se sabe, la cera virgen tiene un notable carácter simbólico.

Con estos procesos de renovación constante de la cera de la cámara de cría se logran dos objetivos importantes. Por un lado, se sacan de la colmena posibles residuos tóxicos alojados en la cera vieja. Por otro, se cuenta siempre con panales cuyas celdillas garantizan la calidad de las reinas y de las obreras.

¿Y tú? ¿Cambias la cera de tus panales? ¿Qué te parece su influencia en la calidad de las reinas? Cuéntanoslo en los comentarios.

4 – Bibliografía empleada

Al-Kahtani, S. N; & Taha, K. A. (2021) Effect of comb age on cell measurements and worker body size. PLOS ONE, 16(12), e0260865.
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0260865

Biri, Melchiorre & Prats, Carmen (1988) El gran libro de las abejas. Barcelona: Editorial de Vecchi.

Jean Prost, Pierre (2007) Apicultura. Conocimiento de la abeja. Manejo de la colmena. Barcelona: Editorial Mundi Prensa.

Lasanta, Eugenio (2018). Apicultura práctica tradicional y moderna: La esencia en el hexágono. Madrid: Liber Factory.

Robles, Elena & Salvachúa, Carmelo (2012) Iniciación a la apicultura. Tecnología y calendario. Madrid: Editorial Mundi Prensa.

Salvachúa, Carmelo & Robles, Elena (2003) Manual de apicultura práctica. Sector apícola Galego.

Taha, E. K. A; Shawer, M. B; Taha, R; Elashmawy, A; Gaber, S,; & Mousa, K. (2024). Comb age significantly influences the emergency queen rearing, morphometric and reproductive characteristics of the queens. Journal of Apicultural Research, 1–8. https://doi.org/10.1080/00218839.2024.2336376

Wilson, Noah (2014) La abeja. Una historia natural. Librería Universitaria de Barcelona: Barcelona.

libros de apicultura

libros de apicultura

libros de apicultura