Modificado por Redacción

colmenar tradicional en Hungría, cuyos apicultores luchan contra la miel de Ucrania

Colmenar tradicional en Hungría. Foto: Lutz Koch, en Flickr.

El sector apícola de Hungría se ha levantado contra la decisión de su gobierno de permitir nuevamente la entrada de miel ucraniana al país magiar. Los apicultores reclaman cerrar el paso a la miel de Ucrania, a la que señalan por su baja calidad y sus precios por debajo del coste de producción.

Ucrania es el segundo país que más miel exporta en Europa, solo superada en 2023 por Alemania, y el sexto exportador del mundo.  El año pasado, incluso estando en plena guerra con Rusia, exportó un total de 48.400 toneladas de miel por un valor de casi 138 millones de euros, según los datos de Tridge, una web especializada en monitorizar los mercados de alimentos y materias primas alimentarias.

Sin embargo, esta musculatura apícola ucraniana está muy discutida y son frecuentes las acusaciones de que la miel procedente de Ucrania es, en realidad, miel llegada de China que  busca entrar en Europa a través de países con mejor imagen. Es frecuente, por tanto, considerar la miel ucraniana como parte del oscuro juego de la triangulación de mieles y, finalmente, del fraude en este producto.

Ahora, los apicultores húngaros han dicho basta y exigen a su gobierno cerrar la frontera a la miel de Ucrania. En realidad, la miel ucraniana llevaba un año sin entrar a Hungría, pero el ejecutivo de Budapest considera que es el momento de abrirle las puertas. Sus apicultores han dicho “no”. Te contamos sus motivos.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO
1 – Los apicultores húngaros piden cerrar
las puertas a la miel de Ucrania
2 – Cómo es la apicultura de Hungría
3 – Miel de Ucrania: entre la guerra y
la triangulación de mieles
4 – Bibliografía empleada

Entre el 9 y el 11 de marzo, los apicultores de Hungría han salido a la calle para protestar contra la entrada de mieles ucranianas. Sus protestas, con tractores y maquinaria pesada, han llegado incluso a la frontera de Ucrania, nación que, como es sabido, lleva ya más de dos años en guerra contra Rusia, que ha invadido el este del país.

Los apicultores húngaros piden cerrar las puertas a la miel de Ucrania

Los apicultores magiares se quejan porque su gobierno, presidido por el ultraconservador Viktor Orbán, ha decidido permitir de nuevo la entrada al Hungría de mieles procedentes de Ucrania. La importación se había paralizado en 2023, para proteger a la apicultura local frente a la gran cantidad de miel que llegaba desde Ucrania. Sin embargo, el ejecutivo de Orbán ha decidido reanudar las importaciones.

Según el gobierno de Budapest, el país no tiene suficiente miel, con lo que sus propios envasadores y exportadores se habrían quedado sin materia prima. Por eso, han dado la orden de reabrir la frontera a la miel de sus vecinos ucranianos.

Esto ha puesto en pie de guerra a los apicultores locales, que consideran que la miel ucraniana llega a Hungría a precios con los que ellos no pueden competir. Explican que se importa a menos de 600 florints húngaros el kilo, aproximadamente 1,5 euros, un precio que no permite a los productores magiares ser competitivos y los obliga a vender a pérdidas.

Para muchos apicultores, esta explicación tiene que ver con la cercanía entre una gran empresa de exportación de miel húngara y el actual ministro de Agricultura del país, István Nagy, que hace tiempo trabajó para Aranynektár, la mayor empresa de procesado de miles de Hungría. Esta familiaridad entre político y exportador sería, por tanto, una de las razones para admitir de nuevo la miel ucraniana.

Para los representantes de los apicultores, este cambio de criterio del Gobierno supone “cortarnos el cuello de oreja a oreja”. Así se expresaba uno de sus líderes regionales en declaraciones a un medio de comunicación húngaro.

Otro apicultor, István Sárosi, en declaraciones a Euro News, explica que la razón oficial para levantar la prohibición de importar miel ucraniana -la supuesta escasez de miel en Hungría- es falsa, porque “muchos apicultores tienen almacenada la miel de una o dos temporadas”. Señala que el problema es que no pueden vender su producción a pérdidas y que no pueden competir con los precios tan bajos de la miel ucraniana.

Así las cosas, los apicultores húngaros reclaman a la Comisión Europea que tome medidas para proteger la apicultura de los 27 frente a estas entradas de mieles más baratas y, según dicen, de mucha peor calidad.

También reclaman a las autoridades sanitarias que lleven a cabo más y más detalladas inspecciones, especialmente a los exportadores y envasadores para conocer mejor el origen y la trazabilidad de las mieles que venden.

2 – Cómo es la apicultura de Hungría Ucrania

Aunque quizás poco conocida, Hungría es una potencia apícola notable en Europa. Sus mieles son muy apreciadas y no es raro encontrar sus etiquetas entre las más premiadas del mundo. En su producción destaca, por ejemplo, la miel de acacia. También tiene algunos fabricantes de material importantes, como Konigin, al que se ha podido ver en la reciente Feria de Pastrana.

En 2022, su apicultura exportó fuera del país 15900 toneladas de miel, por un valor de 83,4 millones dólares, unos 90 millones de euros.

Se calcula que esta cantidad que se envía al exterior es, aproximadamente, un 75% de la producción, lo que da una idea de la cantidad de miel que genera Hungría. De hecho, dentro de la Unión Europea, solo España produce más miel que Hungría, que tiene una interesante apicultura muy arraigada en la tradición del país.

De la miel que se exporta, la mitad se va a la Unión Europea, que es el principal cliente de Hungría. Por países, el que más miel húngara compra es Italia, seguida de Alemania, Francia y Japón.

colmenas alineadas en un campo en Hungría

Colmenar en Hungría. Foto: Ken Owen, en Flick.

 

Además, tienen importantes empresas de procesado y exportación de mieles, como la citada Aranynektár. Estos gigantes de la distribución compran tanto mieles locales como de otros países y, después, la reenvían a otros destinos. De hecho, se considera que aproximadamente un 10 por ciento de la miel que se envía fuera de Hungría ha llegado previamente de otros países.

En este sentido, los apicultores no solo señalan a Ucrania. También consideran que las empresas húngaras de envasado y exportación utilizan muchas mieles procedentes de China, donde, a menudo, se compra producto de muy baja calidad, cuando no, directamente miel falsificada.

tarros de miel de Hungría

Mieles de Hungria, de la firma Aranynektár.

3 – Miel de Ucrania: entre la guerra y la triangulación de mieles

Por su parte, Ucrania es un país con una gran industria apícola, tanto en la producción, como en el envasado y la exportación. Tiene unos 400.000 apicultores que manejan más de 4 millones de colmenas (en España, por ejemplo, hay unos 3,2 millones). A pesar de estar en guerra, en 2022 logró exportar 48700 toneladas de miel, por un monto de 125 millones de euros. En 2023, con el frente bélico estabilizado y más organización en el resto del país, las exportaciones aumentaron hasta las 55000 toneladas, una cantidad notablemente más alta.

En 2022, el principal mercado de Ucrania fue Alemania, que el compró el 27,7 por ciento de la miel que vendió fuera de sus fronteras. Tras los germanos, Polonia, Francia, Italia y España. Estos volúmenes indican que la Unión Europea es quien se queda la gran mayoría de la miel que sale de Ucrania.

Estas cifras sitúan a Ucrania como un verdadero gigante de la miel. De hecho, es el sexto país del mundo que más exporta y el país europeo con mayor cuota de mercado, superando a España, que es el mayor productor de la Unión Europea (Ucrania no es miembro). Solo Alemania exporta más, porque la industria del envasado alemana es muy poderosa y compra y redistribuye mieles de alta calidad de todo el mundo.

Dudas con la calidad y la triangulación

Aunque históricamente ha sido un productor muy importante, Ucrania destaca hoy en día por su gran capacidad exportadora. Sin embargo, cada vez hay más dudas sobre las calidades de las mieles que envía a todos esos países que le compran.

No solo Hungría arroja sospechas sobre estas exportaciones, también es frecuente encontrarlas en otros países. Sin ir más lejos, en España se ha señalado a menudo a Ucrania como uno de los países que participan de maniobras como la triangulación de la miel.

colmenas en un bosque en Ucrania, parte de la miel de Ucrania

Colmenas en Ucrania.

En este caso, se considera que Ucrania sirve muchas veces como paso intermedio para la miel de baja calidad que llega de China. Además, la propia miel ucraniana, muy barata, compite por precios con las mieles de países como España, Francia o Italia, desplazando a los productores locales, que no pueden competir.

Para los grandes envasadores y exportadores de miel, resulta mucho más atractivo recurrir a estas producciones baratas, con lo que no compran mieles locales y los apicultores europeos están encontrando grandes problemas para comercializar sus producciones. En este sentido, en 2023, los sindicatos agrarios españoles denunciaron que España había batido su récord de importaciones de mieles de baja calidad.

Con todo, el gobierno ucraniano asegura que está trabajando para incorporar a su legislación los requisitos de producción que impone la Unión Europea a sus apicultores. De esta forma, se igualaría en parte las calidades.

Por otra parte, la Unión Europea se comprometió en 2022, con el inicio de la guerra en Ucrania, a comprar más productos agrícolas ucranianos, facilitando su entrada en la Unión. Esta situación ha provocado algunos desequilibrios en los mercados de los 27 y no faltan ya ejemplos en los que agricultores y ganaderos piden que frene la compra de productos ucranianos. Un caso reciente son las protestas de los agricultores polacos contra el grano que llega de Ucrania y, como hemos visto, las de los apicultores húngaros contra la miel de Ucrania.

imagen promocional boletín newsletter apicultura y miel

Apúntate a nuestra newsletter y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo toda la información sobre
la apicultura y que no se te escape nada.
             ¡Es gratis! 

libros de apicultura

libros de apicultura

libros de apicultura