Modificado por Redacción

barriles de miel preparados para enviarse al mercado mundial de la miel 2023

Bidones de miel en Ucrania.

El mercado mundial de la miel 2023 cerró con unos ingresos globales de más de 9300 millones de dólares (más de 8530 millones de euros). Te contamos cómo se reparte un negocio que no para de crecer.

¿Qué países producen más miel? ¿Cuáles son los que más exportan? ¿En qué lugares se consume más miel? ¿Cuáles son las mieles más demandadas? Estas preguntas tienen respuestas cambiantes, porque el mercado de la miel no es siempre igual y va cambiando de año en año.

Apenas tres meses después del final de 2023, se van cerrando ya las grandes estadísticas del mercado de la miel, un producto que genera por igual interés y controversia. Con los datos más completos, podemos describir ya el mercado mundial de la miel 2023, un escenario dominado por gigantes como China, Turquía, Irán o Argentina por el lado productor, y también por China, acompañada de Nueva Zelanda y Argentina en el lado exportador. Y con un ganador inesperado en el lado del consumo.

Sigue leyendo para conocer cómo ha funcionado el mercado mundial de la miel 2023 y qué previsiones se esperan para los próximos diez años según los datos de los principales observadores internacionales.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO
1 – Mercado mundial de la miel 2023:
una visión global
2 – Los países que más miel producen
3 – Países que más miel exportan
4 – Previsiones: un mercado que seguirá creciendo
5 – Bibliografía empleada

En este reportaje, utilizamos datos de muchas fuentes reunidos por el portal especializado Market US, que, a su vez, agrupa información de la FAO, universidades estadounidenses, Tridge, Science Direct, Nature, Statista y otras entidades de prestigio que reúnen valores en torno a diferentes mercados, entre ellos, el de la miel.

1 – Mercado mundial de la miel 2023: una visión global

Una mirada global al mercado mundial de la miel en 2023 puede resultar sorprendente para la mayoría de los apicultores: es un mercado robusto, en crecimiento y con beneficios sólidos que aumentan cada año. Para un productor medio, que lucha con los precios de materiales y combustibles, que se pelea con la varroa y la sequía, que sale a la calle para protestar contra las mieles baratas y de mala calidad, puede resultar sorprendente. Sin embargo, los datos no mienten: la miel es un gran negocio mundial.

En concreto, según los datos reunidos por Market US, estamos ante un mercado que, sumando todos los movimientos de ventas de miel, logró unos ingresos globales de 9300 millones de dólares, unos 8530 millones de euros.

Estas cifras suponen un 5,2 por ciento más que en 2022, lo que muestra la consolidación ascendente de este mercado, que, además, ofrece proyecciones de crecimiento constante para la década que viene.

Los expertos consultados por Market US para explicar este crecimiento consideran que hay varios factores detrás: el interés de los consumidores por los beneficios de la miel, el aumento general de la demanda de productos orgánicos y las cada vez más numerosas aplicaciones de la miel en la producción de alimentos y bebidas.

A la vista de estos datos, y pese a los múltiples problemas que afronta el sector apícola en el nivel de la producción, lo cierto es que el mercado mundial de la miel 2023 muestra una musculatura sólida y un futuro halagüeño. Para los grandes intermediarios, compradores, envasadores y exportadores de mieles, el negocio está en plena auge.

traje de apicultor oz armour

2 – Los países que más miel han producido en 2023

Los informes reunidos por Market US permiten comprender también la estructura de la producción mundial de miel. Es decir, cuáles son los países que más miel cosechan en todo el mundo. Este reparto es muy interesante, porque la producción, en buena medida, configura el propio mercado.

Según los datos de la FAO, el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la producción mundial de miel crece sin parar. Entre 1961 y 2017, sus datos dicen que se pasó de producir 218 kilos de miel por cada 1000 personas, a un total de 252 kilos por cada 1000 personas en 2017.

Por regiones, donde más crece la producción es en Asia y Sudamérica. En cambio, decrece notablemente en Oceanía. En total, en 2021 se censaron 101,6 millones de colmenas en todo el mundo, con la producción total de miel situada en torno a 1,83 millones de toneladas métricas en 2022.

El imperio chino

Con todo, los datos señalan que, como es habitual desde hace décadas, el país que más miel produjo en el mundo fue China, que, en 2022, último año con números completos, cosechó la impresionante cifra de 462000 toneladas. Es una cantidad enorme que, sin embargo, se sitúa algo por debajo del récord de 555000 toneladas que los chinos reunieron en 2016. De hecho, en el periodo de cinco años que va de 2017 a 2022, la producción china se redujo un 14 por ciento.

La apicultura china exhibe así su incontestable dominio y su poderío técnico y productivo. Sin embargo, también acumula polémicas pues nos raro encontrar problemas de calidad (cuando no directamente de fraude) en algunas de las mieles que salen del gigante asiático.

Una línea de envasado de miel china. Fotograma de 'Podredumbre'.

Envases de miel procedente de China. Fuente: ‘Podredumbre‘.

A mucha distancia de China

Por detrás de China, a mucha distancia, se sitúa Turquía. Los turcos, además de producir alguna de las mieles más caras del mundo, también son una gran potencia productora de miel. Sus datos de 2022 hablan de 118300 toneladas, una cantidad también muy grande, pero que está realmente lejos del potencial de China.

Después, aparece un país poco conocido en el mercado: Irán. La potencia persa produjo en 2022 un total de 79500 toneladas, casi el doble de las 40700 que producía en 2008, lo que permite comprender cómo ha crecido la industria apícola de este país en solo década y media.

Después hay que situar a la India, con 74200 toneladas, y a Argentina, que en 2022 cosechó 70400 toneladas, por debajo de su récord de casi 80000 toneladas de 2018 y 2019. Argentina es la gran potencia apícola de América, superando con mucho a México, que, con 64.300 toneladas aparece en séptima posición del ranking mundial, justo después de Rusia.

Otros países con grandes números productores son Ucrania (63000 toneladas), Brasil (61000 toneladas) y Estados Unidos, que, en 2022, produjo 56800 toneladas. Alemania se colocaría como el país que más miel produjo en la Unión Europea en 2022, con 34000 toneladas, según datos de la Comisión Europea. Le seguirían Francia, que, en ese 2022, habría obtenido 31400 toneladas, y España, que en 2022, por la sequía, se quedó en 27400 toneladas, muy por debajo de las 34000 de 2021, cuando fue el mayor productor de la UE.

Tras estos tres grandes, en la Unión Europea aparecen Rumanía, Hungría, Italia y Polonia. En total, sumando todos sus países, la UE se consolida como el segundo gran productor mundial detrás de China, con 285000 toneladas en 2022. Sin embargo, si desagregamos cada país, el resultado es distinto.

En la visión global de la producción, cabe mencionar otros países muy interesantes. Es el caso de Canadá, con 33700 toneladas en 2022, Tanzania, potencia africana que sumó 31300 toneladas, o Corea del Sur, con casi 30000 toneladas en 2022. Nueva Zelanda, el país que más produce en Oceanía, acopió un total de 22000 toneladas.

3 – Los países que más miel han exportado en 2023

Toda esa cantidad de miel que se produce en el mundo no se queda quieta en los lugares en que se produce: una parte muy importante se vende a otras naciones, constituyendo un creciente flujo comercial de mieles que también tiene su ranking.

De nuevo, los datos más completos corresponden a 2022. Ese año, China también fue la potencia líder en exportación de mieles: vendió miel por valor de 277,6 millones de dólares, con lo que acaparó el 11,3 por ciento del mercado mundial de la miel.

Sin embargo, producir tanto no supone que China lídere con gran ventaja el mercado exportador. El segundo país es Nueva Zelanda, que, produciendo mucha menos que China, logró vender producto por un total de 265,8 millones en 2022, un 10,8 por ciento del mercado. Argentina, con 243,2 millones de dólares y un 9,9 por ciento de la exportación mundial se sitúa en el tercer escalón de ese podio.

Tras estos tres, se sitúan la India (229,3 millones de dólares), Alemania, que exportó miel por valor de 148,4 millones; y Ucrania, que vendió 137,9 millones en 2022, en plena guerra. Brasil (137 millones), España (117,5 millones), México (109 millones) y Hungría (83,4 millones) completan el top ten de exportadores mundiales.

un trabajador llena un bidón de miel en Eitopía para enviarlo al mercado mundial de la miel 2023

Un operario llena un bidón de miel en Etiopía.

Esta diferencia entre la gran producción china y lo que recauda internacionalmente el país se explica por los precios. Las 156000 toneladas que exportó China en 2022 se vendieron a precios medios mucho más bajos de los que alcanzaron las mieles de Nueva Zelanda, Argentina o Alemania.

Sin embargo, como señalaba en la reciente Feria Meliza el presidente de la Asociación de Apicultores de Argentina, Lucas Martínez, no hay que pensar que toda la miel china es de baja calidad. El dirigente argentino explicaba que el país asiático también tiene mieles de muy alto valor, pero no son las que los grandes envasadores y distribuidores van a comprar a China para luego vender a precios bajos en los mercados occidentales.

A cambio, las escasa 12.000 toneladas de miel que vendió Nueva Zelanda en 2022 y las 10340 de 2023, encabezadas por la icónica miel de manuka, se venden en todo el mundo a precios realmente elevados que se justifican en su altísima calidad y sus cualidades. Y eso, a pesar de que, según el Ministerio de Agricultura del país austral, en 2023 el valor total percibido por sus exportaciones bajó un 11 por ciento.

¿A dónde va la miel? Principales países compradores

Del otro lado de esos movimientos de miel se sitúan las compras. Hay países con gran capacidad de importar miel, bien porque la precisan para su consumo interno, bien porque son, a su vez, transformadores o envasadores y, después, la reexpiden hacia otras naciones.

El top tres de este escalafón de importadores lo ocupan Estados Unidos, que en 2022 compró 220232 toneladas de miel por valor de 667 millones de dólares. Después se sitúa Alemania, que importó 82529 toneladas, pagando por ellas 338 millones de dólares y convirtiéndose en el ejemplo perfecto de importador y exportador. La tercera posición en 2022 fue para Japón, que adquirió 47132 toneladas, que le costaron 135 millones de dólares.

Tras el trío de cabeza de compradores aparecen el Reino Unido (46800 toneladas), Francia (29200 toneladas), Italia (23586 toneladas), Polonia (37500 toneladas), Arabia Saudí (26000) y España, que, en 2022 compró 31627 toneladas, batiendo así su récord de compra de miel.

 Curiosamente, China también aparece como comprador: en el año 2022, se hizo con casi 5000 toneladas de miel por las que pagó 105 millones de dólares. Aproximadamente un tercio de esa miel fue comprada a Nueva Zelanda (recordemos, miel de alta calidad). A su vez, China vendió miel, sobre todo, a Japón, Reino Unido, Bélgica y Polonia.

Argentina, por ejemplo, envía miel sobre todo a Estados Unidos y Alemania. Nueva Zelanda tiene más clientes: además de China, vende mayoritariamente a Estados Unidos, Alemania, Australia y Reino Unido.

India, que, como se ha visto, es un gran productor, encuentra en Estados Unidos su principal mercado, con ventas por casi 200 millones de dólares en 2022.

En el caso de España, el principal destino de la miel es Francia: en 2022, se envió miel al país vecino por valor de casi 40 millones de dólares.  

¿Dónde se consume más miel?

Una cosa es comprar mucha miel y otra muy diferente, consumirla. Los datos son bastante sorprendentes en este sentido: el país que más miel consume per cápita en el mundo es la República Centroafricana, una nación de solo 5,4 millones de habitantes que, como su nombre indica, está en el centro de África, rodeada por Chad, Sudán, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo, Congo y Camerún.

miel en envases precarios botellas y garrafas, parte del mercado mundial de la miel 2023

Envases precarios de miel en Angola. Fuente: UNCTAD.

En este país africano, cada habitante toma una media de 9,6 gramos de miel al día, lo que supone un consumo anual de 3,5 kilos anuales por cabeza. Este sorprendente gasto de miel por habitante supera con mucho al resto de naciones. La segunda clasificada es Nueva Zelanda, donde el consumo medio es de 5,5 gramos diarios, apenas 2 kilos anuales. Después va Eslovenia, país de gran tradición apícola, cuyos ciudadanos consumen una media diaria de 4,4 gramos, 1,6 kilos anuales.

En España, por poner un dato de contexto, solo se consume 800 gramos por persona y año y las cifras generales están estancadas desde hace una década: el consumo interno del país es de 18000 toneladas anuales (solo en 2020, con la pandemia de Covid, subió a 19556 toneladas).

Por cierto, la miel más apreciada es la orgánica: en 2023, se llevó un 78 por ciento del mercado mundial.

imagen promocional boletín newsletter apicultura y miel

Apúntate a nuestra newsletter y no te pierdas nada

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo toda la información sobre
la apicultura y que no se te escape nada.
             ¡Es gratis! 

4 – Previsiones: un mercado que seguirá creciendo

Pese a todas estas diferencias regionales, lo cierto es que las previsiones para el mercado mundial de la miel son muy buenas. Los observadores consideran que es un sector que muestra gran resiliencia y creen que, a medio plazo, el interés de los consumidores por la miel va a crecer, porque cada vez se presta más atención a los alimentos saludables.

Así, para este 2024, los cálculos hablan de 9800 millones dólares de ingresos en el mercado mundial de la miel, cantidad que podría ser de 10300 millones en 2025 y de 10800 en 2026. Para 2033, dentro de una década, la previsión sitúa los ingresos globales en 15400 millones de dólares, unos 14130 millones de euros.

 

Este panorama resulta realmente atractivo para la apicultura. Se constata que el mercado va a demandar más miel de una manera sostenida y que, además, los precios pueden ir mejorando. Queda por ver si esa buena situación del mercado internacional se traslada al eslabón más débil de la cadena, el de los apicultores, que siguen sufriendo situaciones muy complicadas en la mayor parte de los países.

Con todo, el mercado mundial de la miel en 2023 muestra una gran fortaleza y promete mejorar sus cifras en los próximos años. ¿Qué te parece? Cuéntanoslo en los comentarios.

5 – Bibliografía empleada

Comisión Europea (2022) Honey Market Presentation.
https://agriculture.ec.europa.eu/system/files/2023-12/market-presentation-honey_autumn2023_en.pdf

Comisión Europea (2022) Honey and rural development
https://agriculture.ec.europa.eu/farming/animal-products/honey_en

Deb, Trishita. (2024) Honey Statistics: a Deep Dive into the Hive. En Market Us. https://media.market.us/honey-statistics/

Jean Prost, Pierre (2007) Apicultura. Conocimiento de la abeja. Manejo de la colmena. Barcelona: Editorial Mundi Prensa.

Lasanta, Eugenio (2018). Apicultura práctica tradicional y moderna: La esencia en el hexágono. Madrid: Liber Factory.

Robles, Elena & Salvachúa, Carmelo (2012) Iniciación a la apicultura. Tecnología y calendario. Madrid: Editorial Mundi Prensa.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2022) Indicadores económicos del sector apícola.
https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/produccion-y-mercados-ganaderos/sectores-ganaderos/apicola/

Orús, Abigail (2024) Tamaño del mercado mundial de la miel. En Statista. https://es.statista.com/estadisticas/1008993/tamano-del-mercado-mundial-de-miel/

Salvachúa, Carmelo & Robles, Elena (2003) Manual de apicultura práctica. Sector apícola Galego.

 

libros de apicultura

libros de apicultura

libros de apicultura