page contents
(Last Updated On: 2019-04-28)
Hacer núcleos de abejas es la forma más racional y segura de multiplicar el colmenar. Básicamente, consiste en obtener nuevas colonias a partir del material vivo de las ya existentes, que actúan como donantes. En este artículo vamos a explicar cómo se hace un núcleo de abejas con el método de la división triple.

Se trata de un método muy sencillo que requiere muy pocos conocimientos y que permite aprovechar el vigor de las colmenas de una manera muy eficaz. Además, es una técnica que no requiere trasladar los núcleos a otros colmenares, lo cual simplifica mucho el trabajo.

1-Preparando los núcleos: elegir las colmenas

El método de la división triple es un método sencillo para hacer núcleos de abejas y multiplicar el número de colmenas. Lo explica A. Roma Fábrega en su libro ‘Multiplicación del colmenar’, y está especialmente indicado para los apicultores que no pueden llevarse sus núcleos a otra ubicación y deben hacerlos y dejarlos dentro del propio apiario.

También es perfecto para los apicultores a los que se les echa el tiempo encima y se encuentran con las cámaras de cría de las colmenas completamente llenas, con ocho o nueve panales de cría.

Para hacer núcleos de abejas por el método de la división triple hay que seleccionar muy bien las colmenas que van a donar material vivo. Serán siempre colmenas muy fuertes, con la cámara de cría bien repleta de abejas: con un mínimo de ocho panales de cría.

Para dividir colmenas menos fuertes, se pueden utilizar otros métodos de hacer núcleos, como el método fácil sin buscar la reina, el método en abanico o el método ciego.

Una vez seleccionadas las colmenas fuertes que servirán como donantes, se preparan también una colmena y tres portanúcleos con panales limpios por cada una de ellas. Con ese material ya se puede empezar a trabajar.

2 – Cómo se hace un núcleo de abejas con el método de la división triple. Paso a paso

Paso 1 – Lo primero que hay que hacer es tomar la colmena fuerte y llevársela a un nuevo puesto dentro del colmenar, lo más alejada posible de su ubicación original. Es preferible hacerlo por la mañana.

Paso 2– En el lugar que ocupaba la colmena fuerte, se coloca una colmena con dos cuadros con miel y ocho panales vacíos. Todas las pecoreadoras que salen a trabajar desde la colmena fuerte irán volviendo a su lugar y se irán metiendo en la colmena vacía.

Paso 3 – Por la tarde, en la colmena fuerte ya solo quedarán las abejas que no salen al campo, las de menos de 12 días. Se abre y se revisa en busca de la reina: como faltan muchas abejas, será fácil encontrarla. Recuerda que la reina suele estar en los panales de cría más reciente.

Paso 4 – Localizada la reina, se lleva con el cuadro de cría en que se encuentre y las nodrizas que la acompañen a la colmena vacía junto con todas las pecoreadoras. Allí, empezará de nuevo a criar. Incluso se puede reforzar este primer núcleo con otro cuadro de cría operculada procedente de otra colmena.

Paso 5 – Los ocho o nueve cuadros con cría, abejas jóvenes y reservas de comida que quedan en la colmena fuerte se dividen en tres núcleos, a razón de tres panales por cada uno. Se completan esos núcleos con panales de cera estirada y alimento estimulante. Es necesario asegurarse de que en todos los núcleos va cría fresca para que las nodrizas puedan estirar celdas reales. Estos nuevos núcleos son ciegos o huéfanos, pero si se quiere acelerar su desarrollo, se les puede introducir una celda real operculada o una reina, ya sea virgen o fecundada.

De esta forma, al final del día tendremos una buena reina poniendo en una colmena con obreras pecoreadoras y algo de cría. Y también tendremos tres nuevos y muy fuertes núcleos que pronto tendrá reina (o ya la tienen porque se les ha introducido). Por tanto, tres nuevas colmenas a partir de una muy vigorosa con una versión muy fácil de cómo se hace un núcleo de abejas.

Abeja reina en un panal de abejas. Cómo hacer núcleos de abejas.

3 –Ventajas del método de la división triple

Este método es muy interesante, porque tiene numerosas ventajas que hacen de él un sistema recomendable:

  • No es necesario tener mucha experiencia.
  • Se logran muchos núcleos a partir de una única colmena.
  • Se gestiona muy bien el exceso de vigor. Esas colmenas que están muy fuertes, incluso a punto de enjambrar, se reorganizan en núcleos y se acaba el problema del exceso de vigor.
  • No es necesario llevar los núcleos a otro apiario. Los nuevos núcleos se quedan en el lugar donde se hacen.
  • Los núcleos no se desabejan, porque las abejas que permanecen en ellos nunca han volado.

A cambio, tiene algunas desventajas que también conviene considerar. Son estas:

  • Es necesario mucho material: una colmena vacía y tres portanúcleos por cada colmena donante.
  • Hay que saber buscar la reina, algo que no siempre es fácil para los apicultores con poca experiencia.
  • Si no se introduce reina o realeras, los nuevos núcleos arrancan lentos: tardan tres o cuatro semanas en tener una reina poniendo y por eso hay que vigilar que no se queden atrás y mantenerlos alimentados.
  • La colmena fuerte se debilita notablemente, así que conviene vigilar que la reina originaria retoma su tarea y vuelve a crecer la colonia con fuerza.

Con esta técnica, es bastante sencillo conseguir nuevos núcleos para reforzar nuestros colmenares en la primavera. Ahora que ya sabes cómo se hace un núcleo de abejas con el método de la división triple, dispones de una nueva técnica para mejorar el manejo de tus colmenas.

Actualizado el:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies