" async>

Modificado por Redacción

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que la UE aparca la normativa de reducción de pesticidas, que era una reivindicación histórica de los apicultores.

Colmenas en invierno: abejas muertas dentro de una colmena

Abejas muertas en una colmena. Foto: Richardoyork, en Flickr.

Las protestas que los agricultores de toda Europa mantienen desde hace días han dado un inesperado fruto: la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado este martes que se aparca la normativa de reducción de pesticidas, una de las fórmulas estrella dentro del llamado pacto verde, la filosofía que anima la Política Agraria Común, PAC.

Esta decisión representa una importante concesión a los agricultores y una reorientación de las ayudas al sector como “incentivo” a la transición verde.

“Los problemas se han intensificado en los últimos años, nuestros agricultores merecen ser escuchados”, dijo Von der Leyen en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, donde ha abierto la puerta a nuevos subsidios para el campo.

Con esta decisión, la Unión Europea deja a un lado una reivindicación histórica de los apicultores: eliminar progresivamente los pesticidas agrícolas, una de las principales causas de daños en la apicultura.

Esta reducción se había propuesto en julio de 2022, cuando se adoptó el llamado Pacto Verde. La idea de la UE pasaba por reducir el uso de los pesticidas en un 50 por ciento para 2030. Este objetivo, además, iba ligado a la nueva PAC.

Además, esta iniciativa se acompaña de otras, como la adoptada por el Parlamento Europeo en enero de 2023, cuando recibió e hizo suya una iniciativa ciudadana que, apoyada por un millón de firmas, pedía a la UE la reducción total de pesticidas para 2035. O el también histórico acuerdo del 1 de marzo de 2018, en el que el Europarlamento pedía a los Estados miembros de la UE la prohibición total de todos los pesticidas con efectos negativos probados sobre las abejas.

Todos esos esfuerzos quedan ahora relegados ante este giro de la Comisión, que ha decidido hacer una concesión a los agricultores y permitirles que sigan utilizando estos productos fitosanitarios.

Un tractor fumigando pesticidas perjudiciales para la apicultura

Un tractor, aplicando pesticidas en campos de cultivo. Foto: Departament des Yvelines, en Flickr.

Repulsa ecologista

La decisión de Von der Leyen no ha tardado en ser contestada por organizaciones ecologistas. Desde la PAN Europe, una alianza contra los pesticidas, han asegurado que es un “día negro”. Esta organización considera que este volantazo de la UE no solo dañará a los ecosistemas, sino que perjudicará la salud de los agricultores y sus familias.

En España, WWF ha calificado este anuncio de “pésimas noticias desde Bruselas” y ha asegurado que seguirá luchando contra “la plaga de los pesticidas”.

Por su parte, Alianza Verde ha indicado que “la Comisión Europea se equivoca al pensar que, mordiendo el anzuelo del populismo, se van a arreglar los problemas del campo”, haciendo referencia a lo que, según esta organización, está detrás de las manifestaciones de agricultores.

Desde el colectivo “Por otra PAC” se ha asegurado que esto es una victoria de “las agroindustrias, no de las personas agricultoras que son las que están expuestas a ‘niveles alarmantemente altos de sustancias químicas a las que somos todos vulnerables”.

‘Tractoradas’ y carreteras cortadas por toda Europa

Las protestas de los agricultores han colapsado este martes las carreteras en varias provincias de España, al igual que en Francia. Tractores y otros vehículos cortan vías de comunicación, cercan centros logísticos y puertos. La semana pasada, incluso llegaron hasta el corazón de las instituciones europeas en Bruselas.

En respuesta a estas protestas masivas, Von der Leyen se reunió el jueves con un grupo de agricultores que se manifestaban en Bruselas, sumándose a líderes europeos como el francés Emmanuel Macron, que entonan un mea culpa y aseguran que no escucharon a un sector pequeño, pero muy influyente y que está marcando la agenda.

“Los agricultores necesitan un argumento comercial que valga la pena para adoptar medidas que mejoren la naturaleza”, dijo Von der Leyen en Estrasburgo. “Se requiere un incentivo real que vaya más allá de la mera pérdida de rendimiento. Los subsidios públicos pueden proporcionar tales incentivos”, ha añadido.

Para los nuevos subsidios o “incentivos” para el campo que insinuó Von der Leyen sin dar más detalles, Bruselas no tiene mucho margen. La Política Agrícola Común (PAC) está cerrada hasta 2027, pero puede abrirse la puerta para que haya cambios y reorientar ayudas al desarrollo rural y transformar los fondos con los que se apoya al sector en situaciones de emergencia en algo más estructurado. También podría permitir subsidios a nivel nacional.

libros de apicultura

libros de apicultura

libros de apicultura