page contents
(Last Updated On: 2019-05-06)
Una de las tareas más complicadas en la apicultura es encontrar a la abeja reina. Incluso para apicultores experimentados, ubicar una reina simplemente buscándola con la vista es una labor difícil y, en ocasiones, imposible. Por eso, cualquier consejo sobre cómo encontrar la reina en una colmena de abejas puede ser importante.

En este artículo damos algunas pautas para ser más eficaces en la búsqueda de las abejas reinas. Sigue leyendo para conocerlas y, si te parecen útiles, ponlas en práctica con tus colmenas.

1-Buscando la reina: ¿dónde suele estar?

Para muchos apicultores, especialmente para los poco experimentados, buscar a la reina puede ser una pesadilla. El mejor consejo para agilizar las búsquedas es marcar las reinas. Bien porque se compran y se introducen marcadas, bien porque en algún momento el apicultor se toma la molestia de marcarlas, esta es la mejor forma de encontrar las abejas reinas en una colmena.

Y esta que esta búsqueda es una actividad que se lleva a cabo frecuentemente y por muchos motivos:

  • Eliminar una reina defectuosa o demasiado vieja.
  • Orfanizar una colmena para criar reinas.
  • Ubicar la abeja reina para poder hacer núcleos ciegos o huérfanos.
  • Aislar la reina para forzar el paso de nodrizas a producción.
  • Marcar una reina.

Cualquiera de estos motivos es válido para tener que buscar la reina, una actividad que puede ser muy tediosa cuando hay que encontrarla en muchas colmenas.

Para ser más efectivos en su búsqueda, conviene conocer sus costumbres. La reina suele comportarse de una forma más o menos predecible y, sabiéndolo, se puede encontrar más fácil. Por ejemplo, en época de producción de cría, lo normal es que la reina aparezca en un panal de puesta, casi siempre de puesta fresca.

Además, a las reinas no le gustan mucho las grandes aglomeraciones de abejas, con lo que huye de los típicos montones que a menudo forman las obreras sobre los panales cuando los inspecciona el apicultor.

Por último, la reina no suele estar en panales de miel, donde las pecoreadoras y otras obreras están almacenando reservas.

IMPORTANTE: Todo esto, claro, “en teoría”. Cualquier apicultor sabe que la realidad es diferente y que la reina hace lo que quiere. Lo mismo aparece en la tapa de la colmena que en el panal de miel que se encuentra en un extremo. No es raro que se caiga de un panal al suelo mientras se la busca, y tampoco es extraño encontrarla paseándose fuera de la colmena, por las paredes.

Sin embargo, estos comportamientos no son los habituales y muchos especialistas creen que se producen por un manejo equivocado del humo. Muchos apicultores ahúman abundantemente las piqueras antes de abrir las colmenas, con lo que en el interior cunde el desorden y las reinas buscan la forma de escapar y acaban en lugares inusuales.

Sabiendo esto, si se va a buscar una reina, lo primero es alterar la colmena lo menos posible antes de abrirla. Utilizar poco humo, abrir las tapas con cuidado y tratar de no alborotar a la colonia.

Por otra parte, si se hace en un día soleado, las abejas estarán atareadas trabajando en el campo y prestarán poca atención al apicultor. Además, con el buen tiempo hay menos abejas en el interior de la colmena, con lo que la búsqueda será más sencilla.

2 – Cómo encontrar la reina a la vista

Una vez que conocemos un poco las costumbres de la reina, veamos cómo proceder para localizarla a la vista. Es decir, mirando uno por uno los panales hasta que la ubiquemos.

Si hemos sido prudentes y la colmena no se ha agitado mucho, procederemos a buscar panales con cría reciente. Se levantan cuadros por un extremo y se van mirando a la búsqueda de huevos recién puestos o muy frescos.

A medida que se van levantando panales, se van revisando también cuidadosamente. Encontrar la reina en estas condiciones es un ejercicio de paciencia y agudeza visual. La reina es mucho más grande que las demás obreras y suele tener colores un tanto diferentes, sobre todo en el abdomen. Además, se mueve rápida y decididamente, buscando la forma de esconderse. Es frecuente ver cómo se cambia de lado de un panal una y otra vez, como si se diera cuenta de que el apicultor la está mirando.

A menudo hay que volver a empezar e ir pasando de nuevo los panales de uno en uno, mirando y remirando, hasta que aparezca la reina, que puede estar incluso en el piso o las paredes de la colmena. No es raro tener que dejarlo para mejor ocasión.

Una vez que se encuentra, hay que actuar rápidamente. Apartar el panal de la colmena, pero trabajar siempre sobre ella, porque si la reina se cae del panal por accidente, al menos caerá dentro de la colmena.

Después, la reina se tomará con cuidado. Se puede coger con los dedos (mejor sin guantes), apretando suavemente. Lo más indicado es utilizar alguna herramienta, como una jaula para reinas, un tubo protector de realeras o el tubo de marcar reinas.

3 – Trampa de feromonas de abeja reina

Muchos apicultores utilizan trampas de feromonas reales para atraer a las reinas. En realidad, el truco  tiene mucho sentido: una reina siempre luchará con otra que se presente dentro de su colmena. Por eso, es frecuente utilizar una reina enjaulada: se deja sobre los panales y, en un breve tiempo, la reina de la colmena aparecerá para hacer frente a la intrusa.

Si no se dispone de una reina enjaulada para utilizarla como cebo, también se pueden utilizar feromonas compradas. En los comercios de material apícola se venden cebos de feromona que se utilizan también para capturar enjambres de abejas. Estos cebos simulan la presencia de una reina y también atraen a la que andamos buscando.

Cuando se presente para dar la batalla, es necesario actuar rápidamente para atraparla. De lo contrario, es posible que sospeche del engaño y tarde en aparecer de nuevo.

4 – Atrapando a la reina con un excluidor

Apicultor levantando un excluidor de reinas en una colmena para hacer núcleos de abejasFinalmente, queda el recurso del excluidor de reinas. Esta rejilla deja pasar a las obreras, pero no a las reinas, y se utiliza para impedir que estas suban a poner huevos a las alzas.

Sabiendo que la reina no puede cruzar el excluidor, podemos utilizarlo para encontrar a la reina. Sin embargo, es un método bastante intrusivo y conviene emplearlo solo como último recurso, porque ocasiona muchas molestias a la colmena.

Básicamente, se trata de tomar la cámara de cría en la que está la reina y apartarla. En su lugar, poner una nueva cámara con algunos panales limpios. Sobre esta cámara, se ubica el excluidor.

Después, con cuidado, se van sacudiendo o barriendo todos los panales sobre el excluidor. Las obreras irán pasando a la nueva cámara de cría y la reina quedará sobre la rejilla.

Una vez encontrada y enjaulada o aislada, hay que recomponer la colmena para que el nido de cría quede como estaba.

Con estos consejos  y trucos ya sabes cómo encontrar la reina en una colmena. Ahora, ponlos en prácticas y cuéntanos en los comentarios si te han dado resultado.

 

Actualizado el:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies